La importancia de SOPA y por qué SÍ nos podría afectar

Imagen propiedad de Gabe Hash en www.gabehash.com
Aclaratoria: Este es uno de los posts que he redactado como parte de una evaluación para el Programa de Formación de Educadores de la Universidad Bolivariana de Venezuela y la Fundación Misión Sucre. Pueden encontrarlo también accediendo a http://misionsucresjm.blogspot.com
Desde octubre del año pasado empezó a leerse por todos lados el nombre SOPA, un nombre que para muchos fue razón de chistes y para otros motivo para uno de los movimientos de protesta más grandes de la historia de Internet, en la que incluso grandes nombres participaron.
Facebook, Reddit, Google, Twitter, Yahoo!, La Fundación Wikimedia (Wikipedia), la Fundación Mozilla (Mozilla Firefox), Reporteros sin Fronteras… Muchas fueron las grandes caras que se pronunciaron a favor de este polémico tratado que al final, al menos temporalmente, quedó bloqueado por falta de apoyo.
Pero. ¿Qué es?
Es la pregunta que muchos se hacen después de leer la introducción. Su nombre es el resultado de la bendita costumbre de los estadounidenses de resumir todo a un acrónimo. Significa Stop Online Piracy Act. En español: Acta (o Resolución) para Detener la Piratería en Línea. Su misión: Combatir la piratería y los abusos al copyright en todo el terreno digital estadounidense y en aquellos sitios web fuera de este terreno (o sea, el resto del mundo). Ok, la piratería es mala, todo lindo hasta ahí… Entonces…

 

¿Por qué la odian?
El problema radica en la formulación del acta, que establece medidas muy opresivas para usuarios y proveedores de servicios de Internet, violando derechos fundamentales y rompiendo otras leyes, sin detener realmente el problema. Aunque son muchísimos los fallos existentes en dicho tratado, fueron tres en particular los que pusieron en alerta a usuarios y proveedores a nivel mundial:
1.- La no intervención de un órgano jurídico: O “Dispara primero y pregunta luego… Si es que preguntas”.
Stop Online Piracy Act permitiría a los gobiernos o grupos corporativos el bloqueo de sitios web completos y su remoción del listado de DNS* sin la necesidad de la intervención de un tribunal. Así, el usuario o proveedor es encontrado culpable desde el principio, vulnerando su derecho a la defensa. Una vez iniciado el proceso de defensa, el daño causado al proveedor o usuario sería demasiado grande para ser reparado.
2.- La responsabilidad del proveedor: O “El Gran Hermano te está observando”.
La propuesta funcionaría ordenando a los servicios web y proveedores de estos servicios bloquear el acceso a sitios fuera de terreno estadounidense que “violen el copyright”. Lo que significa que ellos tendrían que estar observando TODO lo que haces para poder bloquearte apenas cometas un delito. Una violación al derecho a la privacidad.
Ese golpe a la privacidad no termina ahí, sin embargo. Redes para navegación anónima como Tor, I2P y FreeNet (muy usados en países con regímenes dictatoriales o de censura como Rusia, China, entre otros) quedarían en la mira para ser bloqueados puesto que, de acuerdo con el acta “significarían un medio para ‘evadir’ las sanciones y medidas impuestas por esta ordenanza”
3.- Daño Colateral o: “Pagan justos por pecadores”.
De aprobarse el nuevo reglamento, usuarios legítimos de un servicio podrían verse seriamente afectados por las medidas tomadas para detener a usuarios “pecadores”, pues se bloquearía el acceso de los usuarios norteamericanos a todo el contenido legal de un sitio, por contener ciertos datos ilegales. El más reciente ejemplo se vivió hace poco, aún sin ser aprobada SOPA, con el cierre de Megaupload por el FBI. Si bien no cabe duda de que Megaupload era usado como medio para fomentar la piratería, se estima que por lo menos un 30% de sus usuarios hacían uso justo del mismo. Peor aún, de ese 30%, el 5% pagaba por usar el servicio, por lo que terminaron perdiendo su dinero y sus datos, aún cuando nunca rompieron la ley.
Y por último:
4.- ¿Qué se supone que es una infracción al Copyright?
En los Estados Unidos de Norteamérica ya existe una ley que regula la infracción a los derechos de autor: La Digital Millenium Copyright Act o DMCA. Esta, menos invasiva que SOPA, permite a los defensores de derechos de autor de una obra en particular solicitar a un proveedor de servicios la remoción del material ilegal. El servicio entonces hará una notificación al usuario que podrá elegir entre retirar el contenido antes que el proveedor o contraatacar la demanda.
Una infracción supone la copia no autorizada de material protegido para su explotación comercial, sin embargo, muchos han sido los casos en que el material es removido simplemente por: Grabar una versión personal de una canción comercial, realizar un video con extractos de obras protegidas o incluso algo tan trivial como publicar un video de tu bebé bailando al ritmo de una canción protegida, aún cuando no era para nada tu intención usar dicha canción. Si SOPA cubriera la propiedad intelectual del mismo modo que DMCA, siendo mucho más agresiva, sitios como twitter, facebook, YouTube, Wikipedia, Reddit, Blogger, WordPress, Tumblr, entre infinidad de otros, serían culpables inmediatamente. Es más, incluso cantv.net, Movistar, Movilnet, Digitel y otros proveedores serían infractores pues serían considerados “un medio para promover la violación a los derechos de autor“.
Suena horriblemente feo todo eso, sin embargo yo no vivo en Estados Unidos, ¿Por qué me afecta?
Esa es la pregunta típica e incluso lógica, que hacen algunos de los internautas fuera de los Estados Unidos. El problema está en que sí nos afecta. En primer lugar, esa maravillosa historia de una Internet descentralizada es una mentira, la mayor parte de la infraestructura base para que Internet funcione está en los Estados Unidos, de hecho, el más grande servidor de dominios del mundo está allá. Eso implica que sin cantv.net, Movistar, Telefónica, Digitel o Movilnet no llegasen a cumplir con las regulaciones de SOPA, aún no estando dentro de suelo estadounidense, podrían ser bloqueadas por los proveedores dentro del país, lo que a la vez impediría que todos sus usuarios disfruten de toda la información que provée internet. No podríamos acceder a servicios tan necesarios como twitter, blogger o Wikipedia, o a otros tan triviales pero muy entretenidos como YouTube o Facebook.
Además, si se te ocurriera subir en facebook los videos del último concierto de tu banda, cubriendo canciones de una banda comercial, o de tu hermana haciendo un grandioso (o simplemente gracioso) cover de Shakira, facebook se vería obligado a remover tus videos de inmediato, sin que tengas posibilidad de defenderte. Peor aún, para poder removerlo de inmediato facebook debe vigilar todo el contenido que subes para estar seguro de que es legal.
Para concluir, lo que ha hecho popular a Internet y sus menos conocidas alternativas ha sido la velocidad y libertad del flujo de la información. Esta y otras leyes, por el sólo hecho de proteger a un grupito de gente que ya hace demasiado dinero (porque ni siquiera protege a los artistas, al final), terminaría por convertir a Internet en otra gran muralla. Una que nos afecta a todos los usuarios por igual.