Preludio de una despedida

 Debo empezar diciendo que lo intenté, en serio. Llevo años intentándolo, pero las cosas hasta este punto no han funcionado. Estoy saturado, encerrado en una batalla por tratar de encontrarles el sentido en mi vida. Cuando les miro, con sus cadenas, sus noticias falsas, su bachaqueo y su incesante insistencia por hacerme perder mi tiempo, me doy cuenta de que esto no va a ir lejos. ¡Es por eso que hoy quiero decirle a mis familiares, amigos y allegados, que a partir del día de hoy me estaré divorciando de Facebook Messenger y de Whatsapp!

Quiero hacer énfasis en el hecho de que sólo me apartaré de Facebook como herramienta de comunicación. En la parte social nunca fui nada bueno con ella en primer lugar. Soy una persona de vivir para mis adentros, así que rara vez me provocó compartir una foto o un estado y honestamente cada vez que veo el  feed de noticias me aburro nada más entrar, y aparte de darle me gusta a una o dos tonterías, me la paso es ocultando las frases felices (y falsas), los posts de política y los rumores compartidos 200 veces.

Seguiré visitando facebook ocasionalmente para esos datos realmente importantes, pero desde ya mismo empezaré a dejar sólo a los contactos verdaderamente cercanos y a filtrar una gran cantidad de contenido. Su plataforma de mensajería, por su parte, me parece ruidosa, sobrecargada y poco funcional. Por lo que dejaré de utilizarla por completo.

Whatsapp, por otro lado, se ha convertido en una redundancia del ruido, las cadenas y el comercio no solicitado que he visto en facebook y, aparte de dos grupos que verdaderamente me importan y uno que otro contacto de interés, no hay nada para mí en él. Además, recientemente Whatsapp anunció que pronto dejará sin soporte a Android 2.2 en adelante, lo que dejará a mis dos más importantes familiares completamente desconectados, menos útil aún se hará la aplicación.

Por eso, a partir de hoy, empezaré poco a poco a borrar mi presencia de ambas redes/plataformas, para quedarme sólo con mi blog y mis cuentas en Medium, Twitter y Telegram. Si quieres contactarme ya sabes dónde estaré, o puedes preguntarme por Twitter o e-mail y encontraremos otro modo de hablar.

Adios Facebook Messenger, adios Whatsapp, mi gente, ¡los espero en Telegram!