Mejora tu escritura sin aburrirte

Muchas veces ocurre que quieres escribir sobre cualquier cosa y simplemente no te sale bien, te faltan las palabras o no sabes como hacerlo. Como estudiante de Comunicación Social este post va dedicado a mis futuros colegas y a cualquiera con la inquietud de mejorar su escritura.

(Esta entrada apareció publicada por primera vez en el año 2011 en mi antiguo blog personal, pero su contenido sigue siendo relevante y me pareció buena idea republicarla)

La escritura es un excelente modo de comunicarte, compartir tus conocimientos y adquirir nuevos, además de practicar tus destrezas en el área de la Comunicación. Hoy en día, las nuevas tecnologías ponen al alcance del estudiante y el nuevo profesional tantas herramientas que es imposible decir que no hay espacio para uno más, pero entre tanta información, una buena ortografía y gramática y un buen vocabulario son indispensables y es la lectura el mejor medio para alcanzar estas habilidades. Pero leer puede parecerte aburrido, por eso comparto mi guía personal —que por supuesto por personal no es definitiva— para disfrutar de una lectura placentera y aprender algo nuevo cada vez.

Encuentra un tema que te guste

lapiz escritura
Imagen: Jacqueline Torres López

No necesariamente debes tragarte un texto académico para ser bueno hablando y escribiendo. Lo maravilloso de la literatura es su variedad; sea drama, comedia, ciencia ficción, filosofía… cualquiera sea el género que te guste, selecciona un título que te llame la atención y hazlo tuyo. Mientras más te atraiga lo que lees más lo disfrutarás y más aprenderás de tu lectura.

A veces, menos es más

Nuestro cerebro sólo puede procesar y almacenar cierta cantidad de información antes de agotarse y al hacerlo, perdemos interés. Dedica un tiempo prudente a la lectura, en algunos casos puede ser una hora, en otros, hora y media. Un tiempo prudente no sólo evitará que tu cerebro se agote, sino que extenderá el placer de la expectativa por mucho más tiempo, sobre todo si tomaste en cuenta el punto anterior.

Hazlo por gusto

La idea es hacer de la lectura un hábito, no una obligación. Encuentra un momento para tu lectura que te permita disfrutarla y no interrumpa tus actividades diarias y deberes. En mi caso, el mejor momento de leer es poco antes de ir a dormir, me permite leer con calma y disfrutar de la lectura y además me prepara para el sueño, haciendo este también más placentero.

Elige un estilo y practícalo

Lo mejor de la literatura es que cada autor tiene un estilo propio y lo más importante para ti es encontrar uno y practicarlo. Si te fijas en mis historias, llevan un estilo en particular, una especie de firma. Esto es una combinación de mis gustos originales combinados con las tendencias de otra decena de autores, encuentra los tuyos y juega con ellos.

Empieza de inmediato

Blogger, Tumblr, WordPress, un diario escrito a lápiz. No importa cómo lo hagas, todo el vocabulario obtenido, todas las técnicas y otras cosas que hayas aprendido, ponlas por escrito en seguida. El cerebro aprende por repetición y “archiva” las cosas que no utiliza. Así que el mejor modo de empezar a escribir como Dios manda, no es sólo disfrutar de una nueva lectura, sino no dejar de escribir. Empieza ya y pronto simplemente no podrás parar.

  • me motivaste a empezar una rutina 😀

  • Me motivaste empezare de inmediato porque la verdad quiero aprender y quiero superarme, gracias amigo…