Retrojuegos Episodio 1: Wai Wai World 2, SOS! Parsley Castle

Esta semana doy inicio a una serie para Juguetes y Letras llamada Retrojuegos en la que les daré un breve recorrido por aquellos viejos juegos de video que marcaron mi infancia y adolescencia y que, aún hoy, considero vigentes y entretenidos. En esta ocasión les presento Wai Wai World 2, SOS! Parsley Castle para la Nintendo Entertainment System.

Es el primer capítulo de Retrojuegos y el editor de video y yo aún no nos llevamos muy bien, por eso, quiero disculparme por la ausencia de una introducción y un cierre correctos. Ya estoy trabajando en ellos. Ciertas dificultades técnicas ya resueltas me retrasaron un poco.

En Wai Wai World 2 (WWW2), un malvado hechicero llamado Warumon ha tomado el control del mundo Konami,  capturando el Castillo Perejil y manteniendo como rehen a la princesa Hierba (sí, hay un patrón ahí). Además de eso ha esclavizado a los habitantes del reino y revivido a todos los villanos que anteriormente habían sido derrotados.

Sin embargo, un heróico científico conocido como Cinnamon (TwinBee) logró escapar del caos y envió a su última y más poderosa creación, el robot guerrero Rickle, a devolver el orden y la libertad al mundo Konami. Rickle cuenta con su arma laser y su doble salto para enfrentar a sus enemigos, pero también tiene una habilidad secreta: puede transformarse en cinco personajes famosos del universo Konami:

  • Simon Belmont III: El cazador de vampiros de Castlevania.
  • Bill Rizer: Un renegado protagonista de la serie Contra.
  • Upa: Un bebé que utiliza como arma un biberón, de la serie exclusiva para Japón: Bio Miracle Bokutte Upa
  • Goemon: Un ninja que usa una pipa como arma. De la serie Ganbare Goemon
  • Getsu Fūma: Otro héroe de una serie disponible sólo en japón, Getsu Fūma Den

Lo que más me gustó de WWW2 es su cantidad de referencias al mundo Konami, incluyendo niveles de TwinBee, Gradius, Contra, City Bomber, Castlevania y Frogger.

Para jugarlo utilicé el emulador jnes

Y puedes descargar la ROM desde acá