HTC desire con teclado integrado

El Teclado Físico ya no es tan elemental

Hace poco leí un artículo en Xataka Android, en el cuál el autor comentaba cuánto extrañaba la fabricación de un nuevo modelo de smartphone con teclado físico y que, al haber buenas tendencias por las que ya nadie apuesta, el mundo de Android en lugar de cumplir con el eslogan “ser Unidos, no iguales”, se está acercando cada vez más al punto en que todos son iguales. También alegaba que extrañaba el teclado físico por la velocidad y precisión que ofrecen en la escritura.

Su conclusión es cierta hasta cierto punto: a pesar de las guirnaldas, lo cierto es que no hay nada novedoso y diferenciador en las marcas, ni siquiera Blackberry ahora puede decir que aporta algo diferente, por lo menos respecto al hardware.

Respecto al teclado, sí considero que sería interesante ver un nuevo smartphone con teclado físico horizontal y ver cómo se mueve el nuevo Android (sobre todo Marshmellow y Nougat) con esa práctica herramienta a la hora de trabajar. Sin embargo,no creo que el teclado físico sea algo tan importante ahora o que, desde mi punto de vista, vaya a extrañar mucha gente, por tres razones.

Android ya cuenta con teclados físicos

No vienen integrados, pero ya es posible utilizar la mayoría de los smartphones modernos con teclados y hasta ratones bluetooth. De hecho, con pantallas cada vez más grandes, tiene muchísimo sentido optar por esos teclados accesorios, un smartphone moderno de 5.5”+ podría fácilmente pasar por una minilaptop.

Entiendo por supuesto, que mi argumento no es infalible, nada lo es. Habrá casos en los que un teclado físico integrado venga bien. Sin embargo, en la mayoría de los ambientes de productividad, un teclado tradicional bluetooth o USB es más práctico y seguro que un diminuto teclado físico.

Los teclados virtuales cada vez son más cómodos e inteligentes.

El teclado virtual por supuesto no es tan práctico como el real, no se siente tan natural. Aún así, la inteligencia de algunos como el Teclado de Google (el que yo utilizo) es tan buena que ya prácticamente puede adelantarse a lo que escribo (casi de inmediato) y sugerir una palabra o corrección antes de que yo siquiera la haya pensado. En caso de errores, muchos de los más comunes son corregidos por el teclado automáticamente, sin intervención del usuario.

MotorolaPhotonQ4G

Acostumbrarse a un teclado virtual sí que es posible y de hecho, es fácil.

Cuando empecé a usar mi tablet, generalmente conectaba el pequeño teclado USB incluido en su forro para crear texto o conversar, sólo usaba el virtual para navegar y buscar tonterías. No me imaginaba hacer tareas o escribir en el blog sin ese teclado. A veces incluso conectaba un teclado USB de PC para mayor comodidad.

Hoy en día me he dado cuenta de que soy casi tan rápido tipeando en este teclado virtual como lo soy en el real y hasta el momento he escrito todas estas líneas en Google keyboard en sólo 5 minutos. Mi velocidad de escritura es tal que ya no extraño para nada un teclado de verdad.

Claro que no le quito del todo la razón al artículo de Xataka Android y estoy completamente de acuerdo en que el teclado físico tiene muchas cosas buenas que el virtual no puede emular todavía. Al final, como él concluía, es simplemente cuestión de práctica, una vez que te acostumbras, rara vez extrañarás el físico.

Ahora es tu turno. ¿Te gustaría probar un Android moderno con teclado real integrado?