Rosalía y el Dragón

La siguiente es una obra de mi autoría, con la colaboración de mi equipo de trabajo y claro, @Lexaleth. La hago disponible a ustedes bajo Licencia Creative Commons. Pueden hacer derivados e incluso ejecutarla siempre y cuando hagan una pequeña mención de este su amigo y claro: compartan sus fabulosos derivados creativos! Oh! Sin usos comerciales, por favor, apoyo la cultura libre y para todos, ¡gracias!

Narrador:
Entra, pronta Rosalía
Formando una algarabía
Por un mal que la alborota
Y no la deja dormir
Don Osorio, al esto oír
Sale, raudo y disparado
Un poquito atolondrado
Pues ya estaba por dormir
Rosalía:
Don Osorio Olavarría
¿Tendrá usté la valentía,
De ayudar a esta señora,
Que con toda su alma implora,
De su mano un favorcito,
Que me alivie el Dolorcito?
Narrador:
Con discreción, Rosalía se acerca al oído de Don Osorio y le detalla el “favorcito”.
Don Osorio:
Por supuesto Señorita
Con esta gracia Infinita
Le ayudaré si pudiera
De sus arcas reservar
Tan sólo un par de monedas
Para comida pagar.
‘Ña Clotilda:
¡Ay! Que abuso, ¡que descaro!
Este vil y terco guaro…
Que tiene las bo… luntades.
De cobrar por un favor
Se habrá perdido el honor
Abundan las falsedades.
Ya no queda quien ampare
A una dama en su dolor.
Don Osorio:
Pero es que, no sería nada
Si no fuere complicada
La tarea que me ocupa
En mi deber de varón.
Esta dama colorada,
Hermosa y engalanada
Me pide, como si nada…
¡Ir a enfrentarme a un dragón!
‘Ña Clotilda
¡Ay no, pues! Ya me cansé
Hablar en versos agota…
Hablemos más bien en prosa
Y acabemos de una vez…
Rosalía: Bueno, ya. Que hablar en verso es más bonito, pero nadie cree en las maravillas del verso antiguo. Voyme pues, a conseguir quien me haga el favorcito.
Don Osorio: ¿Quién ha dicho que yo no se lo haré? Lo único que quiero es saber si comeré. Vayamos pues a ese monte… A buscar ese dragón que no deja a mi hermosa señorita ser…
Narrador: Todos salen… Se escucha un rugido de dragón (pausa, ruge el dragón al fondo…) un grito de damisela  en apuros (pausa, grita la damisela) y el grito de héroe diciendo… (Grita el héroe:  “¡Muere ya, bribón!”