Si juegas títulos de Gameloft en tu tablet Canaima, ¡cuidado con el root!

Desde hace un tiempo para acá, tanto los estudios de desarrollo como la misma Google se han empeñado en combatir el acceso root en los dispositivos con Android, tomando medidas tan drásticas como prohibir el acceso a sus aplicaciones y servicios. Y eso es precisamente lo que Gameloft ha venido haciendo. Así que si usas sus juegos, cuidado con el root.

La historia

Hará uno o dos meses desde que venía jugando en mi tablet Canaima uno de sus títulos, City Mania, que como sólo se puede jugar si se descarga directamente desde alguna de las tiendas de aplicaciones oficiales, descargué desde Google Play Store. Pero todos sabemos que para tener esa tienda instalada en nuestros equipos es necesario hacerle root y mi caso no es la excepción, sin embargo, con tanto tiempo usando el juego imaginé que no tendría problema alguno. Hasta hoy.

Cuando intenté abrir el juego para cumplir algunas misiones y actualizar un par de edificios, una desagradable pantalla de notificación me advirtió que había sido bloqueado por conducta “inapropiada” y que debía contactarles. Hice lo propio, sorprendido, explicando las razones por las que el bloqueo me parecía injusto. La sorpresa desapareció al darme cuenta de que la tablet de mi esposa mostraba el mismo mensaje, todo estaba claro: el problema era el acceso root.

Al final, aunque el equipo de soporte me respondió muy amablemente (y no puedo compartir su respuesta con ustedes), estoy muy, muy seguro de que no me devolverán el acceso a mi cuenta en el juego, simplemente porque no aceptan dispositivos rooteados como parte de sus políticas, así que quería compartir contigo mi experiencia para evitarte malos ratos. Si usas root, no te enamores de los juegos de Gameloft.

Pero si aún así quieres jugar puedes esconder el root…

Hay alternativas, claro, aunque para mi es muy tarde, quizás quieras cubrirte las espaldas ocultando el superusuario para tus juegos y algunas aplicaciones (Netflix, por lo menos, tampoco permite ejecutarse en equipos con este usuario instalado) que lo detecten y prohíban. La más sencilla y que quiero compartir con ustedes precisamente por su sencillez, es Hide My Root.

La app es muy sencilla de instalar y de hecho, irónicamente está en Google Play. Sólo descarga e instala en tu dispositivo y luego cuando lo necesites toca Hide su binary para esconder el superusuario y Hide su app para ocultar la aplicación. Eso sí, si necesitas usarlos, luego tendrás que cerrar el juego y volver a restaurarlas. Hide My Root no es compatible con algunos métodos de instalación como Kingoroot, pero si usas el método manual descrito en nuestro blog no tendrás problemas.

Eso es todo, con esos simples pasos podrás estar un poco más seguro de ser bloqueado, pero sólo un poco, recuerda que las técnicas de detección evolucionan a diario, se discreto.

Hide my Root
Hide my Root
Developer: Amphoras
Price: Free