El blog y yo estamos de vuelta… ¿Qué nos pasó?

He estado más ausente que de costumbre, lo reconozco. Incluso hubo un par de días en que el blog dejó de funcionar por completo. Pero ya estamos de vuelta.

¿Qué pasó?

Pues que ha llegado un nuevo miembro a la familia y lo ha puesto todo cabeza abajo, hasta el punto en que casi no me da tiempo de mantener mi blog y de jugar en la PC. Andrés Santiago López Barrios llegó a la casa en taxi como todo un Jefe en Pañales (en serio, tienes que ver esa película si no la has visto) y desde entonces la casa se ha vuelto un laberinto de pañales, ropita y muchos pucheros y llanto. Pero las cosas ya están tomando su curso y he podido encontrar algo más de tiempo para mantener este sitio activo y llenarlo nuevamente de contenido.

Publicidad

Eso sí…

Todavía no tengo idea de qué viene, se que no cerraré el blog, eso no pasará. Pero el cambio que me había planteado varias veces antes y no había querido ejecutar creo que tendrá que empezar a ocurrir pronto. El mercado de la tecnología de consumo está muy muy complicado y ciertamente ya no me parece que valga la pena cubrir artículos sobre teléfonos celulares o esas cosas. Además, fui víctima del hampa hace unos meses y me robaron uno de los dispositivos a los que estaba dedicado este blog, mi Galaxy S4 Mini y no tengo la posibilidad actualmente de comprar un dispositivo nuevo.

Por eso, creo que este blog tendrá que dar un giro a algunos temas que quizás a algunos de ustedes no les gusten mucho, aunque espero que les siga pareciendo interesante. Más Internet y aplicaciones y artículos sobre la tablet Canaima (que sí la tengo todavía y creo que tiene mucho para dar) y menos Android y celulares porque, seamos claros, nuestro resentido mercado venezolano no tiene espacio ahorita para eso.

¡No te asustes!

Dicho eso, no te asustes si empiezas a ver cambios. Quizás una página principal más sencilla, quizás menos cosas en el menú, quizás menos hablar sobre teléfonos. Quiero seguir escribiendo para ti, quiero seguir manteniendo este blog, pero necesito definitivamente encontrar un nicho que valga la pena y reorganizar este sitio.

Por ahora, espero que sigamos en contacto en Twitter, Facebook o en los comentarios. Un abrazo.